Futuro incierto para la firma de un Tratado de Libre Comercio entre Mercosur y la Unión Europea

Desde el Gobierno argentino se esfuerzan por mostrar gestión y optimismo en cuanto al avance de las negociaciones, pero distintos frentes complican esa posibilidad ¿Cuál es el Plan B?

09.04.2018 21:43 | 

El tema está presente en las reuniones bilaterales que el Gobierno mantiene con países importantes de la Unión Europea. Sin embargo, la complicada situación política de Brasil, las cercanía con elecciones en países miembros del Mercosur que se llevan a cabo este año; como así también presiones y reclamos de distintas organizaciones empresariales y sindicales dificultan el camino

Si uno tiene en cuenta lo manifestado por autoridades argentinas en el contexto de esas reuniones bilaterales, el TLC tiene para Argentina una gran importancia estratégica. Así lo expresó el canciller argentino, Jorge Faurie, tras su reciente visita a París. Según trascendió allí conversó al respecto con su par francés, Jean-Yves Le Drian, y en tal sentido declaró que ambos países ratifican ¨la voluntad de llegar al mejor acuerdo posible. La verdad es que no falta demasiado. Las pequeñas diferencias que quedan no tienen tanto que ver con el sector agropecuario, sino con el automotriz, los vinos y las identificaciones geográficas".

También recalcó el compromiso del bloque sudamericano para arribar pronto a un acuerdo, se trata de  “una cuestión estratégica que contribuirá a la estabilidad política y multilateral de ambas regiones”.  

“El Mercosur ha realizado grandes esfuerzos en los últimos meses. No podemos perder la oportunidad que tenemos de concluir estas negociaciones. Debemos tomar las decisiones políticas necesarias para obtener un acuerdo ambicioso y equilibrado”

Por otro lado, el presidente Mauricio Macri está recibiendo esta semana en la Casa Rosada a su par español, Mariano Rajoy, con una delegación de empresarios españoles y uno de los temas principales de agenda tiene que ver con el avance en las negociaciones entre Mercosur y la Unión Europea.

Sin embargo, en la Argentina distintos sectores ya se pronunciaron en contra de un TLC entre ambos bloques, por consideralo desfavorable para la región. 

Tal como se adelantó en distintas notas desde Comex Online, tanto organizaciones empresarias como sindicales -como ser la Unión Industrial Argentina, la Federación de Empresas Navieras Argentinas, los representantes del movimiento sindical del Mercosur y de la UE (la Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur (CCSCS) y la Confederación Europea de Sindicatos, CES)- hicieron públicas duras declaraciones conjuntas en contra del acuerdo y criticando lo qué se está negociando. En tal sentido exigieron mayor transparencia en las tratativas, inclusión de cláusulas de desarrollo industrial, instrumentos de protección a la producción y el empleo local; plazos y condiciones para no ser afectados negativamente por el acuerdo o para poder transformarse.

¨No se perfila un auténtico acuerdo de asociación justo y equilibrado sino un TLC que perjudica a los países de menor desarrollo a ambos lados del Atlántico en su industria nacional, en la promoción de la producción y del trabajo decente¨  destacó la carta entregada por los sindicatos a los negociadores reunidos recientemente en Asunción.  

Mientras tanto, las oportunidades políticas para cerrar un TLC se alejan cada vez más. Más allá de la crisis política que hoy vive Brasil, ya comienza este año el tiempo de descuento para las elecciones presidenciales en los países miembros del Mercosur y eso va a detener las posibilidades de realizar una acuerdo de semejante envergadura.